ÍNDICE DEL GULMONT


de los artículos incorporados a los distintos 'blogs' del Grupo Universitario Laboral de Montaña, con otras NOTICIAS actuales.



sábado, 15 de octubre de 2016

1961. Mary Santpere. Una actriz de talla.



En el verano de 1961, el Gulmont hizo sus primeras campañas fuera de Córdoba. Ya habíamos pisado las entrañas de las Cuevas de Atapuerca, pero aún nos quedaban muchos fenómenos naturales por descubrir. Ojo Guareña estaba en nuestros planes, pero aún se encontraba muy distante, al Norte. A la Sima de Cabra, en Córdoba, le faltaban pocos meses para que le hiciéramos nuestra primera visita.

Más cerca, en nuestro campo estival, teníamos el Castillo de Burgos, donde existían unas enigmáticas cuevas artificiales que se nos mostraban como los restos de fantásticas excavaciones de los moros del medioevo. Tratábamos de recomponerlas con el lápiz sobre nuestros papeles y descifrar el significado de su esencia, que aún bailaba en nuestra imaginación y se escapaba de la investigación posible a nuestros diecisiete años.

Habíamos pasado en las galerías una mañana de un domingo. Al bajar para regresar a casa y al pasar por el paseo del Espolón, vimos una extraña concurrencia de gente alrededor de una esbelta figura femenina que sobresalía por encima de todas las cabezas.

Reconocí a una paisana mía, admirada en ocasiones en la incipiente Televisión y en algunas comedias relatadas por parientes o amigos que habían podido asistir a ellas, más que presenciadas por mí.

Llevaba en la bolsa de los trastos la máquina fotográfica. Dudé sobre mi legitimidad para robarle una imagen, pero mis compañeros me empujaron, de modo que aproveché la presencia de Mary Santpere en el Espolón, ante nosotros. Mary, simpática y siempre dispuesta, hizo todo lo demás, facilitándome una toma para la memoria. Gràcies, maca!

           



No hay ningún motivo especial para sacar a la luz este recorte de periódico hoy, veinticuatro años después del fallecimiento de Mary Santpere, pero estoy haciendo inventario de la documentación acumulada y me parece oportuno hacerlo ahora que ha salido, para que no quede perdido y porque es una oportunidad de relacionar mis comienzos espeleológicos con el mundo del arte. Que del aire respiramos todos.

Ya saldrán más cosas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada